Dadas las fechas en que nos encontramos, ha llegado el momento de empezar a preparar el que, seguramente, será el tramo más difícil el curso académico.
Después de las vacaciones de Pascua, el calendario escolar coge un ritmo frenético y a la que nos damos cuenta, nos encontramos en la semana de antes de los exámenes de junio. Nos encontramos en un momento crucial, en el que los alumnos tienen que ser conscientes de todo el que está en juego. Es el momento de dar el último paso, de hacer el último esfuerzo. Es el momento de coger aire y prepararse por el último esfuerzo de la temporada, de forma que lograréis el éxito en los estudios y podréis disfrutar del merecido descanso.

Ante esta situación, la pregunta crucial por los nuestros hijos, alumnos e incluso, nosotros mismos es: cómo afrontamos el final de curso?
En realidad, no hay una poción mágica que asegure el éxito escolar. En cambio, sí que podemos destacar algunos aspectos que pueden ayudar a los estudiantes a encarar el final de curso con seguridad y garantías. Es importante que los padres y los tutores focalicemos su atención en la importancia del día a día y al mismo tiempo, transmitirles confianza y positivismo.
La premisa que os queremos transmitir desde Aprende a estudiar es: Querer es poder.
Además, a estas alturas los alumnos juegan con un punto a favor: ya conocen la metodología de cada profesor. Por lo tanto, saben su exigencia y el tipo de exámenes. Este conocimiento los ayuda para profundizar en unos aspectos, comprender mejor el contenido y conseguir el resultado académico esperado.

¿Qué se puede hacer para preparar mejor el final de curso académico?
En línea a la metodología que utilizamos en las clases de aprende a estudiar, os comento los principales aspectos a tener en cuenta:

Organización previa: aprovecha estos días para posar en común las materias con tus compañeros, comprueba que dominas los conceptos y los que tienes que trabajar más. Son semanas ideales para ir a tutorías para resolver dudas
Técnicas de estudio: utiliza las técnicas que te vayan mejor por cada asignatura. En materias más practicas procura invertir tiempos en realizar ejercicios y resuelve modelos de exámenes.
Durante las semanas de exámenes: repasa el temario con calma. Dedica tiempo a descansar y dormir el necesario. Presentado al examen descansado y con la mente fresca.

Me gusta comparar el curso escolar con una carrera de larga distancia. En estos últimos metros que estamos recorriendo se nota el cansancio y la mayor parte del esfuerzo ya está hecho a lo largo de todo el curso. Pero es ahora cuando tenemos que hacer el último esfuerzo para obtener el resultado merecido. Merece la pena hacer el esprint final para llegar a la meta.

Qué podemos hacer los padres?
Motivarlos, con la recompensa que viene después del último esfuerzo: Llegan las vacaciones! Tendrán tiempo por ellos, por nuevas aventuras con sus amigos, para disfrutar con la familia…. Quizás haréis un viaje o unas semanas de veraneo en el pueblo… sea como fuere tendrán mucho de tiempo para divertirse y descansar. Pero no solo eso, también en verano tendrán la opción de mejorar sus capacidades de aprendizaje con las clases de verano que os ofrecemos.

Estas perspectivas que vienen tanto de gusto, los ayudarán a superar los últimos momentos de esfuerzo del curso. Y sobre todo, aprenderán una lección importante: todo esfuerzo tiene la suya recompensa.